62.6 F
Las Vegas
Thursday, February 22, 2024
spot_img

El imperdonable abuso infantil

– Abril es el mes de la prevención del Abuso Infantil, una conducta que poco se denuncia

Para la gran mayoría de personas la llegada de un nuevo integrante a la familia es motivo de alegría y a medida que va creciendo se le brindan el amor, la atención y los cuidados que merece un ser indefenso.

Sin embargo, existe el abuso infantil, una conducta reprobable que se mantiene en diversas partes del mundo y por múltiples circunstancias.

En 2019, las agencias de Servicios de Protección Infantil de Estados Unidos (CPS, en inglés) recibieron un estimado de 4.4 millones de quejas totales en todo el país. En 2020, esa cifra bajó a 3.9 millones de quejas totales. Una disminución del 10.5%.

Pero, lamentablemente, esto no significa que haya menos agresores, sino que los maltratos infantiles no se denuncian, según el análisis realizado por CPS.

Otro factor que influyó en ese aparente descenso, fue el periodo de cierre por el Covid-19. Y peor aún, los maltratos y la violencia intrafamiliar aumentaron como un factor de influencia debido al encierro forzado.

En Estados Unidos, desde 1983, abril es el Mes dedicado a la Prevención del Maltrato Infantil, para crear conciencia sobre el maltrato y el abandono infantil.

Ningún niño es inmune a ser víctima de abuso o negligencia infantil, aunque las niñas son más a menudo víctimas que los niños. Aunque los niños de todas las edades sufren de este flajelo, los más pequeños son los más vulnerables: 26.7 por cada 1.000 niños son víctimas de abuso y negligencia infantil en su primer año de vida.

Este flagelo afecta a niños de todas las razas y etnias. En 2018, los niños indígenas estadounidenses o nativos de Alaska tuvieron la tasa más alta de victimización (15.2 por cada 1.000 niños) y los niños afroamericanos tienen la segunda tasa más alta (14 por cada 1.000 niños).

Los niños cuyos padres están desempleados tienen aproximadamente dos veces la tasa de abuso infantil y dos o tres veces la tasa de negligencia que los niños con padres empleados. Vivir con sus padres biológicos casados ​​coloca a los niños en el menor riesgo de abuso y negligencia infantil, mientras que vivir con un padre soltero y una pareja que vive con él aumenta el riesgo a más de ocho veces.

Muchas veces estos abusos se detectan en las aulas de clase, situación que debe ser reportada de inmediato.

En Nevada es un requisito de la ley investigar los reportes de abuso o descuido de niños. Si la agencia CPS considera que un niño o niña ha sido víctima de abuso, descuido o que por cualquier razón necesita de protección, se tiene la autoridad para poner al niño bajo custodia protectora, solicitar al tribunal la custodia del niño u ofrecer sus servicios a la familia del niño.

El abuso infantil no tiene fronteras. En todo el mundo los niños sufren diversas formas de violencia, explotación y abuso.

La violencia contra los niños puede ser física, emocional o sexual y, en la mayoría de los casos, esa violencia proviene de las personas en las que más confían.

Los niños son más vulnerables durante el conflicto armado, desastres naturales y otras emergencias. Muchos se ven obligados a abandonar sus hogares, en ocasiones son separados a la fuerza de sus familias y son víctimas de explotación y abuso.

Cómo denunciar el maltrato y abuso de niños

Si usted sabe o sospecha que un niño ha sido maltratado o es víctima de abuso o negligencia, comuníquese con la policía local o a la agencia de protección al menor. En Nevada es Nevada Department of Health & Human Services https://dcfs.nv.gov/Programs/CWS/Contact_CWS/

También puede llamar gratis a la línea telefónica directa: 1-800-422-4453 (oprima 1 para español).

Signos y síntomas de abuso o abandono

Cambios repentinos en el comportamiento o desempeño escolar.

Falta de atención a problemas físicos o médicos.

Problemas de aprendizaje o dificultad para concentrarse sin que exista conexión a una causa física o psicológica específica.

Conducta inusual que revela preocupación o temor a que algo malo ocurra.

Comportamiento extremadamente dócil, pasivo o retraído.

Falta de ganas de regresar a casa (llegar muy temprano o salir muy tarde de la escuela u otras actividades).

Related Articles

Conéctate Con Nosotros

0FansLike
0FollowersFollow
10FollowersFollow
- Advertisement -spot_img

Artículos Recientes